Radio Pedal Home

El loco Antonio lo amaba más

El loco Antonio lo amaba más

La situación de la creciente contaminación del río Santa Lucía movilizó a un grupo de vecinos, jóvenes estudiantes y trabajadores a formar el Colectivo por el medio ambiente San Ramón, espacio autogestionado que desde mayo de 2015 lleva adelante acciones que promueven el cuidado del agua en tanto recurso natural de uso humano y animal. Dos de sus integrantes, Sofía Taranto y Emiliano Díaz, nos acompañaron en Colectivos y nos contaron lo que están haciendo en su localidad.

El departamento de Canelones tiene una fuerte tradición hortícola; en otras palabras, el departamento es uno de los mayores productores de hortalizas del país debido a sus suelos y a la cercanía con los centros más poblados de la zona metropolitana. A pesar de esto, algunas prácticas humanas que van en detrimento del cuidado del medio ambiente han provocado impactos negativos en la calidad de las principales tomas de agua del departamento, entre ellas, la cuenca del Santa Lucía.

Sofía y Emiliano cuentan que el río está cada vez peor, que el agua se va eutrofizando —es decir, se da la acumulación de nutrientes, que causa la proliferación de ciertas algas— por la cantidad de agroquímicos que se vuelcan, principalmente por la actividad del agronegocio, principalmente, por el agronegocio sojero. Sofía comenta: “Vemos el agua cada vez más contaminada, cada vez más la gente comienza a comprar agua embotellada y consideramos que eso también es una forma de privatización del agua”. Emiliano agrega: “[El consumo de agua potable] queda restringido a las personas que tienen los recursos para poder comprarla, y no todo el mundo puede comprar agua”.

Desde el colectivo buscan que se tome conciencia sobre la situación y llevan adelante acciones para mejorar la calidad del lugar en el que viven. Emiliano explica qué hace el colectivo: “Nos empezamos a reunir con dos grandes ejes de trabajo: por un lado, la concientización, tratar de informar a la gente de que nosotros veíamos eso; hay mucha desinformación sobre esta temática, estas formas de producir y el impacto que generan. Por otro lado, la acción directa en el territorio mediante limpiezas que empezamos a organizar y con la ayuda de vecinos tratar de ir revirtiendo un poco la situación”.

Así, muchas de las instituciones educativas de San Ramón (y también de otras zonas cercanas) los han invitado a dar charlas a los estudiantes sobre la temática del agua, la contaminación, los agrotóxicos, el agronegocio y la soberanía alimentaria. También lograron limpiar el exbasural de la localidad, que estaba a orillas del río, y convertir el espacio en un parque para todos los vecinos: el Parque Comunitario el Ferro, del que realizan su mantenimiento cotidiano y con el que tienen, según expresa Sofía, “un vínculo afectivo”.

Desde hace algunos meses, el colectivo participa activamente en la Comisión por un Canelones libre de soja transgénica y en defensa del agua, espacio que nuclea a varios colectivos y a activistas por el medio ambiente, y que busca que se prohíba la plantación de soja transgénica en el departamento, a partir del marco jurídico regulatorio que da la Ley N° 18.308 de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Sostenible. Para ello, están llevando adelante una campaña de sensibilización con los vecinos de diversas localidades y recolectando firmas para presentar ante el gobierno departamental el 18 de noviembre. Al día de hoy, ya llegaron a 10.571  firmas, con lo que superaron su objetivo primario.

Sobre el trabajo de la Comisión, Sofía comenta: “Hizo encuentros por todo Canelones, creo que fueron más de 20 encuentros donde hablábamos con los vecinos y ellos nos iban comentando sus experiencias. Es un laburo muy interesante que está muy bueno y que es todo para movilizar a la gente, por eso es fundamental que el 18 de noviembre, que es el día que entregamos las firmas, la gente participe y esté ahí con nosotros, más allá del apoyo de las firmas, que la gente se mueva, que es algo en que hay que poner el cuerpo también”.

Si bien las firmas no son necesarias para que la Intendencia de Canelones atienda su demanda, consideran que es una forma significativa de mostrar el interés de la población en este asunto. Consultado sobre la importancia de la participación popular, Emiliano menciona: “Creemos que juega un rol muy importante, que la gente vuelva a sentir que puede generar un impacto con su acción, porque vemos eso también, la gente está desmotivada o cree que no puede cambiar, y muchas veces se dejan las cosas en manos de políticos y ellos no pueden resolver necesidades de la gente, a veces siguen otros intereses, y está bueno que eso se genere, que la gente sienta que puede generar cambios”.

El viernes 18 de noviembre en la plaza de Canelones, la Comisión realizará una actividad abierta para todos, en donde se leerá una proclama, habrá espectáculos artísticos e intercambios diversos entre los participantes y se realizará la entrega de las firmas conseguidas a la Intendencia de Canelones. Las caras de felicidad de Sofía y Emiliano al conocer el resultado del conteo de firmas, que la Comisión estaba realizando en el momento de la entrevista, fueron la imagen más elocuente del compromiso y respeto con el que esta causa es llevada adelante.

Texto: Colectivos

Foto: Tomada del Facebook de Colectivo por el medio ambiente San Ramón

Enterate más acerca del colectivo escuchando la entrevista completa aquí:

9 noviembre 2016 Colectivos

Facebook FanBox