Radio Pedal Home

A vuelo de pájaro: la transmisión de memoria como forma de combate

A vuelo de pájaro: la transmisión de memoria como forma de combate

En la segunda entrega de “A vuelo de pájaro”, compartimos las perspectivas para trabajar la memoria colectiva del pasado reciente de Patricia Navarro y Gabriel Jones, ambos, trabajadores del sitio de memoria ex centro clandestino de detención y tortura Automotores Orletti.

A la hora de hacer memoria colectiva apelamos a la recuperación, construcción y transmisión de los hechos acaecidos en el marco del aparato represor de los estados golpistas. Recuperar, construir y transmitir son tres actividades que convergen ante un mismo propósito, pero que suponen características y procesos distintos. Lo que sí es claro es que las tres están paradas en un tiempo presente. Este, como tal, traslada su eje acompañando el devenir temporal: nuestro presente no es el presente de ayer, ni el que va a ser mañana. Y cada presente está sujeto a distintas realidades, y sentires.

Recuperar se caracteriza siempre por volver a traer al presente algo que antes se tuvo, y ya no. Este verbo supone para nosotros dos cuestiones claves: una, que lo que se tenía fue quitado, y otra, que lo que se recupera no es individual sino colectivo. Para recuperar eso que se tenía tenemos que ir para atrás, para conocer no solo qué era, sino cómo se nos quitó; necesitamos un enfoque retrospectivo. A diferencia del verbo recuperar, construir no implica necesariamente, o no por sí mismo, una visita al pasado. Más bien se sitúa en un momento presente pero con un enfoque prospectivo; supone “hacer algo”, que podemos entender que no está hecho o culminado. Bien distinto es el rol de transmitir. Esta actividad se diferencia de recuperar, porque, al igual que construir, no requiere un viaje para atrás en el tiempo, sino que su quehacer mira hacia adelante. Pero, por otro lado, a diferencia de construir, transmitir puede prescindir de la acción de armar algo y limitarse a agarrar algo ya hecho. Sin embargo, su rol cobra una relevancia meridiana si pensamos que es el encargado de la propagación de eso que ya está hecho.

Estas tres actividades, sin embargo, no operan de manera individual, conforman un equipo de distintos procesos que persiguen un mismo fin y constituyen una batería de políticas que envuelven el lema “Verdad, memoria y justicia”.

Trabajar la memoria colectiva supone “trazar un puente entre pasado y presente, y para esto se requiere actividad dinámica e interacción permanente”, según entienden Patricia y Gabriel.

Nuestra, tuya y de aquel

Hacer memoria supone traer emociones, vivencias, sentires personales al presente. Las diferencias que hay entre hacer memoria individual y hacer memoria colectiva son notorias, y esto suscita preguntas: ¿Cómo es posible que una actividad mental como la de hacer memoria se construya de manera colectiva? ¿Cómo es posible hacer memoria de cosas que no vivimos? ¿Qué sensaciones, emociones evocamos si no las vivimos? ¿Cómo transmitimos esta memoria?

Los trabajadores del sitio de memoria Automotores Orletti consideran que para poder construir una memoria colectiva es necesario conocer nuestra historia, recuperarla. Esto supone saber historias, tanto de las personas que estuvieron detenidas, desaparecidas, torturadas, como también de todos los que, de otras múltiples maneras, sufrieron el miedo, porque lo clandestino le tocó a toda la sociedad, no solo a los sitios de detención y tortura, y de quienes pusieron resistencia. Una herramienta imprescindible para trabajar desde esta perspectiva es escuchar, para poder recoger los testimonios, que son un pilar fundamental para poner en práctica la tríada “recuperar, construir y transmitir”.

Ayudar a que estas historias se conozcan es una forma de lucha y de combate, contra el miedo y contra la posibilidad de que algunas cosas vuelvan a pasar, pero también como forma de rescatar las resistencias que queremos mantener. Es una una manera de conocer y defender activamente nuestros derechos, y de hacer justicia, “o algo que se le parezca”.

En la columna de hoy, queremos aportar a la construcción de la memoria escuchando las voces de los trabajadores de Orletti, para conocer los distintos mecanismos para recuperar, construir y transmitir nuestra memoria, ese “lugar de disputa de sentidos desde el presente”.

Texto: Cecilia Bértola

Foto: Radio Pedal

Escuchá el audio acá:

21 junio 2019

Facebook FanBox