Radio Pedal Home

Las voces del transfeminismo

Las voces del transfeminismo

El pasado y emotivo 8 de marzo, en el marco de la celebración del Día internacional de la mujer y la lucha por la igualdad de género, recibimos en Trazos a Marcela Pini y Josefina González, voceras del movimiento transfeminista en Uruguay.

¿Qué defiende el transfeminismo? Un feminismo más inclusivo, “que tenga que ver con otras formas de concebir la femineidad, de concebir el cuerpo de la mujer, de habitar lo femenino”, es decir, que no incluya solo a mujeres cisgénero (término que refiere a aquellos individuos cuya identidad de género coincide con el sexo) y heterosexuales que naturalmente encajan en la manera tradicional de ver a la mujer. “El transfeminismo se cuestiona las concepciones rígidas de la sociedad de qué es ser hombre y qué es ser mujer en el siglo XXI”.

Este movimiento agrupó a una cantidad de mujeres trans en busca de generar una mayor consciencia, de juntar fuerzas y participar en conjunto en las actividades del 8M. Según nuestras entrevistadas, “falta mucho para pensar en un movimiento feminista en que todas las mujeres podamos pensar en un transfeminismo global”. Esto lo explican mediante la afirmación de que el feminismo tiene muchos quiebres, muchos grupos que lo conforman, y el transfeminismo aún no es el más común, el más popular.

“Nadie es más o menos importante por las vulnerabilidades que la atraviesan”, sostienen nuestras invitadas. Es un hecho que, dependiendo de su estatus económico, social, racial o sexual, una mujer puede tener que pasar por más obstáculos que otro para llegar al mismo lugar. De eso no hay duda. Y es por eso que el transfeminismo busca incluir todo tipo de mujer en su lucha, para acercarse lo más posible a la igualdad total, sin dejar a nadie afuera.

Por otra parte, Marcela Pini y Josefina González entienden que las mujeres trans tampoco están libres de machismo: forman parte de la misma sociedad que todos, cuyo sistema nos inculca desde pequeños maneras tradicionales de concebir a la mujer y al hombre, donde es inevitable adoptar sin darse cuenta discursos y acciones machistas y patriarcales. “No estamos aparte ni liberadas de reproducir prácticas machistas”, admiten, pero se trata de un proceso de deconstrucción, de identificar esas acciones o discursos y cuestionarlos. Es el mismo proceso para todos.

Gracias a la atención que está recibiendo de todos los sectores sociales y de todas las edades, el movimiento feminista se está potenciando cada año.

Hace unos años todavía no había una potencia real en las calles como la hay ahora, aunque sí se hablaba de teorías feministas. Según las voceras transfeministas, la marcha de 2017 marcó un gran quiebre: una cantidad de mujeres que antes no se veía en las marchas salió a reclamar sus derechos, sus vulnerabilidades, sus injusticias, sus miedos, sus necesidades, a paso fuerte y gritos claros. Debido a la presión y a la necesidad que expresó esa marcha se aprobó la ley contra la violencia de género, asegura Josefina.

Habría que preguntarles ahora si sus esperanzas para la marcha de este año fueron alcanzadas: “Mucha gente, muchas mujeres, mucha energía, muchos feminismos”.

Texto: Martina Vilar del Valle

Foto: Valeria Amaro

Escuchá la entrevista completa acá:

19 marzo 2018

Facebook FanBox

Últimos posts