Radio Pedal Home

Rituales experimentales para trances digitales

Rituales experimentales para trances digitales

En esta edición de NTN conversamos con el desarrollador y artista en medios digitales Brian Mackern. Su curiosidad y autodidactismo, la experimentación propia en el armado de composiciones visuales y sonoras con distintas herramientas desarrollistas como el diseño de interfaces, las creaciones de Soundtoy, las animaciones de video-datos en tiempo real, netart y soundart.

Músico, bajista y compositor, su obra se alista en tópicos como los recuerdos, geografías urbanas y cartografías afectivas, ruido, remixes, fallas y flexión de datos que engloban, trasladan y universalizan al espectador en la posibilidad de percibir la subsistencia de los hechos y cosas que nos rodean. En su andar produjo varios encuentros de intercambio e interés en tecnología y creatividad. Conformó la fundación de varias plataformas para el archivo y difusión nacional e internacional del movimiento digital.

El “start” de la curiosidad

Brian nos habla del surgimiento de videojuegos que se instalan en los domicilios expandiendo la sociedad de consumo al territorio tecnológico y sus nuevas interpretaciones sobre la experiencia recreativa y comunicativa. La anécdota que nos comparte refleja la persistencia de la emoción lúdica: “las cajas de los juegos del Atari te mostraban una pista con sus semejantes autos y luego en la pantalla veías dos pixeles blancos sobre fondo negro demarcados por dos líneas entrecortadas. Y así te hacías el viaje de todo ese imaginario que ilustraba la tapa.” El innovador formato visual y minimalista del juego se concentraba en un ensamble de cables, soldaduras, botones, códigos y datos al igual que los primeros modelos de ordenadores del país y la llegada de internet como “boom” en materia de hardware y software suficientes para la experimentación e invención de los que se convertiría en arte digital.

En el relato nos ubicamos en una generación con una infancia de juegos tangibles puertas adentro y en espacios públicos. Notamos que las prácticas iniciales bajo esta concepción activan el legado de la manualidad, el oficio, la imaginación y estrategia de lo sencillo en función al conocimiento, correlación y modificación del uso tecnológico, iniciándose las nuevas oleadas de usuarios gestores de versiones en el sistema.

Transversalidad, trance y ritual

En la entrevista Mackern nos cuenta acerca del recorrido por el cual ha transitado su investigación-arte-obra. La autogestión da lugar a la realización de encuentros junto a colegas, artistas y profesionales tanto en el ámbito institucional como independiente. Desde el proyecto Destok (gente haciendo cosas raras con la electricidad), el asesoramiento en desarrollo digital que impartió en Programas de Cultura y Tecnología para la División de Ciencias y Artes encargada de Museos y Espacios Científicos de la Ciudad, talleres y presentaciones infantiles en el marco de Plan Ceibal develan la versatilidad y agrado por el avance del uso tecnológico como potencial creativo.

Sus obras tratan del movimiento lúdico que se recrea mediante los códigos, tomando a estos como piezas, sitios, facetas dependientes, determinantes o continuas que se quiebran, reformulan, eliminan, mutan o persisten surcando la toma de decisiones en función a la sensación, estética, mensaje o el hallazgo inesperado como posible resultado de la obra.

Ha venido realizando paisajes sonoros y visuales sobre puertos, ciudades y fenómenos meteorológicos ocurridos en Latinoamérica y Europa. Las concepciones de sus pobladores acerca del hábitat, la historia, memoria colectiva y funcionalidad mayor de los sitio ha sido el material primero que mediante su registro sea de imagen, sonido, gráficas, documentos etc., manipulados en editores que no necesariamente corresponden a sus formatos originales, son traducidos espontánea y fielmente. Así mismo se transversalizan los componentes que conforman las sonorificaciones y visuales.

Mackern reflexiona sobre el estado de ritual y trance al que lo aterrizan estas prácticas que devienen de manifestaciones orgánicas, sociales e industriales: las personas, los climas, los lugares. Todas en movimiento pendular, sin control como llama de fogón propulsando a un sentido de comunión: la experimentación.

Texto: Victoria Guevara

Foto: valentinamontero.com

11 diciembre 2018

Facebook FanBox

Últimos posts