Radio Pedal Home

Arte, vida y trabajo: una mirada contrapanóptica

Arte, vida y trabajo: una mirada contrapanóptica

Contrapanóptico es una comunidad de pensamiento y acción sobre el arte, la vida y el trabajo que busca impulsar redes de intercambio a partir de la investigación, articulación y generación de conocimiento.

Es un espacio de reflexión común que habilita la revisión de nociones como creatividad, industrias culturales, autonomía, cuidados, precarización laboral, política pública, producción cultural y auto-organización, con el objetivo de buscar soluciones concretas a las problemáticas compartidas. Dos de sus integrantes, Itzel Ibargoyen y Laura Outeda visitaron Radio Pedal y contaron cuáles son sus principales acciones.

Influenciados por la experiencia mexicana surgida en el año 2014, luego de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en donde artistas y trabajadores se juntan para discutir sobre la situación y la importancia de pensar sus problemáticas cotidianas, Contrapanóptico toma forma en Uruguay y comienza un proceso de configuración como espacio de problematización que continúa aún en construcción.

Contrapanóptico promueve dinámicas experimentales, teniendo como eje el diálogo entre la teoría y la práctica. “Nos interesa poder problematizar algunas cuestiones que tienen que ver con la práctica” cuenta Itzel y explica “hay como cierta separación muchas veces entre el conocimiento general académico y las prácticas concretas en este caso artísticas o culturales, queremos ver si podemos hacer un cruce más consciente, más puesto en juego, para pensar algunos problemas de la práctica, darles marcos teóricos y a la inversa, sobre todo pensando en lo que sucede en la materialidad de la vida”.

Laura confirma, “lo que proponemos es una plataforma para reflexionar y gestionar encuentros con diferentes actores para dialogar con ellos y nutrirnos de insumos para generar cierto conocimiento en torno al tema, por eso cada instancia es diferente y se va construyendo lo que es Contrapanóptico de a poco”.

Para cada actividad generan dinámicas que habilitan el intercambio y la reflexión, enfocados en el perfil y entorno de los participantes, tomando experiencias metodológicas previas y apuntando al cruce de temáticas, en tanto entienden la vida, el arte y la cultura como un entramado complejo que necesita pensarse de forma interrelacionada.

Al tratarse de temas complicados y muy amplios, acotan los elementos a discutir a medida que surgen en los hechos y sistematizan lo que van haciendo para ordenar la información y generar material de difusión y nuevas consignas de trabajo.

Las actividades que organizan son de carácter abierto y están interesados en que circule lo trabajado por nuevos espacios, en un intento de llegar a otros que tienen experiencias y opiniones diferentes a las que habitualmente encuentran en sus círculos cotidianos. “Es un público que está vinculado a la Universidad, o a algún tipo de producción artística, en algún momento nos gustaría poder ampliar un poco esa convocatoria desde esos espacios hacia otros lugares”, reflexiona Itzel.

Consultados sobre el contacto con integrantes de México y la realidad de ambos países en torno a la producción cultural, explican que la situación es muy diferente, ya que las poblaciones también lo son y el bagaje cultural entre un país y otro difiere sustancialmente. Identifican en ambos lugares una problemática común: la existencia de inversión estatal a nivel cultural con apoyo financiero a proyectos puntuales que tienen tiempos de ejecución establecidos y que dificultan la continuidad de algunas ideas.

En su caso particular se presentan a concursos de fondos para poder cubrir gastos mínimos del espacio, pero trabajan de manera autogestionada e independiente, aportando tiempo y trabajo no remunerado para sostener su funcionamiento. En este sentido, el trabajo en redes con otros colectivos, artistas, trabajadores, investigadores, gestores y organizaciones se vuelve indispensable.

Tienen varios proyectos para el próximo año, los esperan grandes desafíos. Para lo que resta de este año, están planificando conjuntamente con otras organizaciones el Primer Encuentro Nacional de Cultura Viva Comunitaria que se realizará los días 16, 17 y 18 de setiembre en la ciudad de Las Piedras, donde se espera la participación de varios colectivos nacionales y del exterior. A su vez, han sido invitados a participar del Festival Internacional de Teatro de La Habana que se llevará adelante en el mes de octubre, una oportunidad para conocer de cerca la experiencia cubana a nivel de producción cultural, que es uno de sus ejes fundamentales de investigación y reflexión.

Texto: Colectivos

Imagen: Contrapanóptico

Entérate más del colectivo escuchando la entrevista completa aquí:

22 agosto 2017

Facebook FanBox