Radio Pedal Home

Sellos esquizofrénicos y bandas psicodélicas

Sellos esquizofrénicos y bandas psicodélicas

Esquizodelia es un colectivo de bandas, músicos solistas y otros artistas independientes que desde el año 2005 apuesta al trabajo colaborativo para llevar adelante sus proyectos. Ellos trabajan en la edición, producción y distribución de sus contenidos. Alejandro Kutcher y Pau O’ Bianchi visitaron Colectivos y nos contaron un poco más sobre lo que hacen y por qué eligen el camino independiente para hacer lo que más les gusta.

En el escenario de crisis económica y social que vivió Uruguay a comienzos de la década del 2000, un grupo de bandas –3Pecados, Ocho y Psiconautas– decide emprender un sello independiente para grabar sus materiales y subirlos a Internet, para posibilitar su libre descarga y reproducción. Los avances tecnológicos de la época fueron un elemento fundamental para viabilizar el proyecto, lo que fue identificado y aprovechado por los integrantes del colectivo. “Primero fue la práctica antes que el discurso. Después empezamos a teorizar más lo que estábamos haciendo, pero nos pareció más genuino decir (…) no podemos acceder a tales medios, lo tenemos que hacer nosotros”, comenta Pau.

A partir de la descripción de una de las bandas como “esquizofrénica y psicodélica”, surge el juego de palabras que da identidad al grupo. Esquizodelia ha transitado durante todos estos años por un proceso de crecimiento y desarrollo, editando el trabajo de unas cuarenta y siete bandas y organizando varios festivales, como es el caso del Peach & Convention, evento que lleva seis ediciones y otorga una visibilidad sustancial a su trabajo.

Se definen como una colectividad abierta. Las bandas y los individuos transitan por el grupo libremente, cada uno con sus parámetros de acción, con sus ideas y propuestas más allá de Ezquizodelia. Si bien siempre existieron bandas independientes según el colectivo, ahora se conceptualiza la práctica de manera más profunda, se la piensa más e incluso se la critica de forma más fuerte.

Sobre  la difusión de sus materiales, cuentan que su principal herramienta son las redes sociales y sus diversos círculos. Las actividades masivas -como los festivales y recitales- son un escenario fundamental para lograr difusión. Los invitados cuentan que las bandas tienen diferentes perfiles y por esto el interés en difundirse o no, varía entre los integrantes del colectivo. A la interna hay diversas posturas.

En relación al tema de los costos que implica un trabajo de este tipo, consideran que grabar en un estudio no es accesible para todos y que los avances de la tecnología han hecho que ésta sea una oportunidad para aquellos que no pueden ni quieren pagar esos costos. Al respecto Pau agrega: “la tecnología, a medida que va pasando el tiempo, cada vez se va economizando mucho más, la información también se está haciendo más accesible (..) la inversión hoy en día no es tanta”.

Las actividades que organizan son también instancias para recaudar fondos, con la venta de merchandising, barras con alimentos o bebidas y discos que han editado en formato físico. Algunas de las bandas buscan sus propios fondos presentándose en llamados y convocatorias artísticas y culturales, mientras que otras lo hacen organizando toques. Sobre esto dicen que no priorizan una única línea de búsqueda, se trata de elecciones particulares.

Alejandro se integró al colectivo cuando ya estaba en funcionamiento, cuenta su experiencia en el inicio: “me encontré con una cuestión de libertad absoluta, cada uno agarra por el lado que quiere y se organiza como quiere y a la vez si lo podés hacer como colectivo puede salir una foto más grande y eso está de más. Pero para mí lo mejor es la independencia que tenés en Esquizodelia y el sentido de agrupación como un gran abrazo, te apadrinan”.

Consultados sobre el premio “Mejor artista nuevo” otorgado por Graffiti a la banda Alucinaciones en Familia, comentan que les resultó ambivalente, entienden que los premios están asociados a una lógica de mercado delineada por el éxito. Pero identifican también -en Uruguay- un ambiente artístico alternativo fuerte que genera dinámicas interesantes y que se está haciendo visible. Consideran que no pasa solo en la música ni en el ámbito artístico, sino que implica a un gran cúmulo de colectivos inmersos en el desarrollo cultural del país.

La diversidad caracteriza a los integrantes de Esquizodelia. No hay una forma de definir al colectivo ni ellos pueden hacerlo desde un único concepto. Tampoco les interesa. Los caracteriza la pluralidad y desde ahí se paran para continuar construyendo su proyecto que busca sobre todo complacer una necesidad interna de cada uno de los participantes: expresarse sin que lo económico necesariamente sea un problema ni una vara del éxito.

 

Texto: Colectivos

Entérate más del colectivo escuchando la entrevista completa aquí:

8 abril 2017

Facebook FanBox