Radio Pedal Home

La Star Wars de Trump: el mono con escopetas espaciales

La Star Wars de Trump: el mono con escopetas espaciales

En el constante flujo informativo que llega de todas partes del mundo, lo habitual sigue siendo que el foco se ponga en algunos temas, instalados como hechos de los que no se puede no hablar. Pero, mientras esta lógica extendida en épocas de trolls, tuits y fake news se consolida y marca el ritmo (y el contenido) de los temas presentes en la agenda internacional, episodios de gran trascendencia se desarrollan en paralelo y sin tener la difusión que su magnitud demandaría.

Un ejemplo de esto es lo ocurrido hace algunas semanas, cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, fue partícipe de un encuentro que tuvo como tema principal el diseño y la planificación de un grupo de acciones destinadas a incrementar el desarrollo y puesta en marcha del arsenal de armas espaciales que ostenta la mayor potencia en materia de artefactos bélicos para destruir al resto. Sobre esto trató la columna semanal de Andrés Pampillón.

Basándose en un  artículo publicado en la revista digital Sin permiso, explicó cómo, a lo largo de la historia, principalmente en la era de la posguerra, Estados Unidos comenzó a interesarse en esta nueva dimensión desde la que hace pesar su dominio global. En el caso del actual arsenal espacial se trata de “armamento de carácter nuclear”, dijo Pampillón, señalando que de acuerdo con lo mencionado en el artículo, en la actualidad continúa vigente el “Tratado sobre el espacio ultraterrestre”, de 1967, y que fue firmado por China, Rusia y Estados Unidos. En el documento se “define el espacio como algo global y común a ser usado con fines pacíficos”. Ahora, Trump está intentando que un tratado que data de la época de Ronald Reagan pueda ser modificado. La idea es “ir subiendo” armamento al espacio, algo que no va a ser exclusividad del país norteamericano, ya que las demás potencias no se quedarían esperando que Estados Unidos haga de las suyas mientras ellos se mantienen impertérritos.

Por si este panorama no fuera suficiente, el artículo mencionado recuerda que luego de la Segunda Guerra Mundial, alrededor de mil científicos nazis aplicaron sus conocimientos en tierras norteamericanas, llegando incluso a ocupar cargos de relevancia en el Ejército.

Estos episodios parecen ajustarse a la perfección a nuestra era, con rasgos que despejan cualquier clase de duda sobre la posmodernidad y la vigencia que este concepto puede tener para definir los acontecimientos que se suscitan de manera cotidiana.

Con este escenario, decidimos invitarte a conocer un poco más de los complejos engranajes de la maquinaria manejada por los que cortan el bacalao. Para eso, solo hay que escuchar esta nueva entrega de la Brocha gorda.

Texto: Facundo Berterreche

Foto: Youtube

14 agosto 2018

Facebook FanBox