Radio Pedal Home

Anarquismo en Uruguay: llegamos a la actualidad

Anarquismo en Uruguay: llegamos a la actualidad

En esta cuarta entrega del ciclo de Anarquismo, nuestro punto de referencia es la actualidad. Pero damos unos pasos para atrás para recordar algunas de las características que dieron lugar a las transformaciones del movimiento anarquista que se consolidaron hoy.

Pascual Muñoz se remonta al contexto internacional de algunos cambios que se dieron a nivel mundial en los movimientos sociales en general, y del anarquismo en particular, que van a repercutir en la década del 90. Esta vez, partimos de la propuesta de considerar tres paradigmas de organización del anarquismo según distintos períodos.

El primero, período clásico, se caracteriza por las relaciones de trabajo con un rol fundamental de las luchas sociales y las organizaciones con hincapié en el movimiento obrero y el anarcosindicalismo.

Un segundo período consiste en el especifismo, o también denominado período de transición, que se corresponde con el auge de otras corrientes con el consecuente anarquismo retraído a nivel internacional a raíz del triunfo de la Revolución Rusa y la derrota en la guerra civil española. Se trata de un momento en que el anarquismo tuvo una menor incidencia a nivel social, y organizado a partir de núcleos específicos puramente anarquistas.

Estos dos períodos constituyen en buena medida lo que hemos ido abordando en el correr de las anteriores tres entregas (ir a primera, segunda y tercera).

Más en la actualidad, se identifica un nuevo paradigma con un despertar del anarquismo en el ámbito internacional, con organizaciones menos estructuradas que emergen tras ciertos cambios, y con ciertas singularidades que nos convocan en el programa de hoy.

¿Hacia dónde vamos? Hacia la actualidad. Pero esta pregunta surge ya en el marco del revolucionario mayo francés, o Mayo del 68, que anuncia una crisis civilizatoria que cuestiona muchas bases en un contexto capitalista instaurado. Esto va de la mano de una gran cantidad de transformaciones, y de cuestionamientos de aspectos medulares de la militancia: la centralidad del trabajo deja de ser vedette; el Estado deja de ser el único centro representante de las clases dominantes, también lo son otras corporaciones económicas; se diluyen las relaciones de poder en la sociedad civil, y traspasan a esferas más micro de la sociedad y, de manera singular, se redibujan las nociones de historia.

Por eso, la pregunta puede plantearse en pretérito: ¿Adónde íbamos? Íbamos a la revolución social. Pero esto ya no es necesariamente así. La realidad mostró que se puede avanzar hacia lo opuesto, concretamente, hacia el fascismo. Así, posteriormente, se pluraliza el nombre revolución, el contexto impone la necesidad de varias revoluciones para revolucionar varias cosas.

Gran parte de estos valores predominan hoy en día y constituyen un primer augurio en el movimiento anarquista, junto con la irrupción de la noción del joven…

Vengamos a la actualidad, entonces, de la mano de los jóvenes de ayer y veamos qué nos dejaron en el hoy. Para ello, te invitamos a escuchar la entrevista a Pascual Muñoz acá:

Texto: (H)ablando ciencia

2 junio 2018

Facebook FanBox