Radio Pedal Home

¿Para qué vamos a hacer ciencia si podemos orar?

¿Para qué vamos a hacer ciencia si podemos orar?

Cuatro son las razones que esgrimo para que escuchen el artículo del miércoles 30 de agosto que presentó Andrés Pampillón en “el oasis de mediocridad en medio de tanta excelencia”. Una vez que lleguen al final del audio comprenderán “cómo la humanidad perdió siglos y siglos de adelantos en la evolución del conocimiento científico”.

La primera razón que Andrés se encarga de contarnos es sobre la maravillosamente intrincada historia del Palimpsesto de Arquímedes: qué es, de qué versa, cuándo fue concebido y cuál fue su recorrido durante casi 20 siglos de historia. El conductor de Solo por eso nos contextualiza en la obra del multifacético griego nacido en Siracusa en el año 287 a. C. Gran parte de esta descansó en una biblioteca de un monasterio de Constantinopla desde el siglo XVII de nuestra era hasta fines del siglo XX.

La segunda, Andrés habla de la relación entre los hallazgos matemáticos de Isaac Newton y Gottfried Leibniz cuando mediaba el siglo XVII y algunos contenidos del Palimpsesto de Arquímedes.

La tercera razón es que en el artículo explica cómo acceder a este material, que se encuentra en la web con libre uso.

Y, no por última menos importante, la cuarta razón que motiva mi convite de escuchar este espacio es que Andrés Pampillón pone sobre la mesa de Solo por eso un caso más en que la Iglesia católica apostólica romana ejerce su natural derecho humano a la estupidez.

Texto: Paola Melgar

Imagen: Grupo LI PO

11 septiembre 2017

Facebook FanBox