Radio Pedal Home

Bailar los límites

Bailar los límites

Para Federica Folco la danza es una vía de expresión extremadamente potente que pone en juego lo que las personas son a través de lo corporal. Sobre esto y lo que el tango implica para la Compañía de Danza Periférico charlamos en el último programa de 2017 de Colectivos.

El proyecto Compañía de Danza Periférico funciona hace ocho años. Busca, a través del tango específicamente y de la danza en general, potenciar el encuentro entre los sujetos, desde lugares novedosos de creación, como herramienta de transformación social y política.

“Hay un estereotipo de la danza que muchas veces opaca la potencia que tiene; de alguna manera es la expresión que tiene una sociedad en determinado momento de su proceso histórico […] No es ingenua esa expresión, es la forma de llegarle al cuerpo, y esa forma es también de ser, de expresarnos y de comportarnos”, explicó Federica.

La bailarina explicó: “Cuando tú arribas al tango [puedes observar que] hay una manera de ser del tango, tiene determinados rituales, determinadas maneras, determinadas prácticas que a nosotras o nosotros [compañía Periférico] no necesariamente nos emocionaban, nos convocaban. Y a su vez había una cantidad de cosas del tango que tampoco se abordaban. Entonces quisimos de alguna manera darnos cuenta de por qué bailábamos tango, qué era lo que nos emocionaba de bailar tango”.

A partir de estas ideas Periférico investiga sobre el tango y comienza procesos de obras con la intención de crear productos escénicos, haciendo foco en su condición de expresión social, en tanto implica el encuentro con otros, muchas veces desconocidos, que se encuentran durante unos minutos a través del baile, entrando en juego la exposición ante los demás, a través de los sentidos, el contacto de los cuerpos, los abrazos.

La invitada destacó, de entre sus intervenciones e investigaciones en la temática, el juego permanente de propuestas que el tango habilita, dejando de lado la construcción de roles fijos que presentaba antes, generando un abanico de formas diversas de vivir y sentir el tango. Al respecto, destaca como positivo que aún exista el espacio para los que necesitan esas formas y también para aquellos que quieren y conciben el tango de maneras diferentes.

El colectivo comparte sus obras en diversos ámbitos, con la intención siempre de vincular la herramienta del tango a nivel social, y de generar encuentros tanto con personas del ámbito como con otras que no tienen experiencia en danza. Una de ellas es Bailando la palabra, actividad abierta que llevaron adelante en 2016 en La Cuadra centro cultural con el objetivo de encontrarse a pensar sus prácticas, resignificar el encuentro y reflexionar en torno a los pensamientos que se disparan cuando se baila. “Es poner al servicio todo lo que acontece cuando me encuentro con otro”, resumió Federica.

Sobre los procesos de convocatoria para que personas externas al colectivo se sumen, Federica plantea la complejidad del tema, en tanto despierta preguntas a ser trabajadas, como por ejemplo qué necesita el otro, cómo se llega al otro y cómo el arte dialoga con los sujetos. “Es un problema en el buen sentido, siempre es por qué y para qué y siempre despierta conflictos”, explicó.

Con el tango como excusa, Compañía de Danza Periférico invita a la articulación de espacios, pensamientos y sensaciones, sobre el eje de resignificar vínculos desde la transformación y los encuentros novedosos.

 Texto: Colectivos

Imagen: Compañía de Danza Periférico

https://perifericotango.com/

Entérate más del colectivo escuchando la entrevista completa aquí:

 

6 marzo 2018

Facebook FanBox

Últimos posts