Radio Pedal Home

…ambientada en una guerra

…ambientada en una guerra

Le suelo huir a las películas que transcurren durante una guerra real. Suelen ser tendenciosas, perseguir fines políticos demasiado obvios y creer que mezclando un par de explosiones con momentos emotivos de musiquita triste el público ya queda satisfecho. Por otro lado, gracias a ciertas historias de ficción podemos empezar a interesarnos por eventos reales, especialmente si en lugar de recurrir a la sobreambientada Segunda Guerra Mundial retratan conflictos históricos menos populares. De ellos se trata el “Recomendame una peli” de esta semana.

The Hurt Locker (Dirección: Kathryn Bigelow. EEUU, 2008). Así como Francis Ford Coppola puso sobre la mesa la locura reinante en Vietnam, Bigelow hace lo suyo en Irak, dejando ver que la guerra es para muchos una potente droga imposible de dejar. Lo interesante de esta película, además de que le dio a su directora el primer y único Óscar a una mujer en la historia de los premios, es que posee un nivel de complejidad que permite múltiples lecturas. Hay quienes dicen que es imparcial, otros argumentan que es propaganda pro EEUU y unos cuantos que juran que es un filme anti cualquier conflicto bélico que muestra a los soldados como unos robots enfermos. La dirección y la fotografía son excelentes y lo que sucede sirve para hacernos recordar algo que sucedió en nuestra época, pero que aun así nunca logramos entender ni explicar.

Vals Im Bashir (Dirección: Ari Folman. Israel, 2008). Ari Folman es un ex soldado israelí que empieza a recordar cachitos de cosas que vivió en la Guerra del Líbano de 1982. Con el fin de escarbar mejor en su memoria y desenterrar lo ocurrido, se pone a hablar con otros soldados que habían estado allí y de a poco va armando algo rarísimo: un documental animado. La película combina música clásica y ochentosa, y animaciones de diferentes estilos que funcionan muy bien con lo que se está contando, hasta que en un momento aparecen imágenes de archivo para recordarnos la triste verdad: por más que ahora lo estemos viendo con hermosos dibujitos, esto realmente sucedió.

No Man’s Land (Dirección: Danis Tanovic. Bosnia y Herzegovina, 2001). Todo estaba bien en Yugoslavia (bueno, en realidad no, y en este paréntesis hago trampa y recomiendo otra película sobre conflictos bélicos en la zona: Underground de Emir Kusturica) hasta que se empezaron a pelear los bosnios con los croatas y después los serbios con los croatas, albaneses y bosnios, y en eso apareció Macedonia, y la gente que allí vivía pasó a ser, de un día para el otro, enemiga mortal de su vecino. En No Man’s Land un soldado bosnio y uno serbio se encuentran atrapados entre líneas enemigas con un problema bastante grande: hay un tipo acostado encima de una bomba. Si se mueve un poquito, explota todo. Entonces los dos soldados por momentos cooperan y confían, de a ratos se pelean e insultan y charla va, charla viene, se acuerdan de que se conocían de cuando eran niños y ciudadanos de un mismo país.

Texto: Micaela Domínguez Prost

10 noviembre 2017

Facebook FanBox