Radio Pedal Home

Lucía Ferreira: Una dulce voz para perderse y encontrarse

Lucía Ferreira: Una dulce voz para perderse y encontrarse

El miércoles arrancamos nuestro ciclo 2018 y, en nuestro primer programa, recibimos la visita de la cantante Lucía Ferreira, voz femenina de La Tabaré, que además, desde hace varios años, se viene presentando de manera solista por distintos bares y lugares de Montevideo y el interior. En este caso la acompaña el guitarrista, Seba Delgado. Esta es la primera entrevista, de un ciclo que abarcará todo marzo, a distintas artistas mujeres y bandas femeninas en conmemoración del mes de la mujer.

El sábado 10 de marzo se presentará en vivo en el Solitario Juan, donde Lucía interpretará canciones propias. De eso y mucho más estuvimos charlando en los estudios de Radio Pedal.

“Desde que tengo conciencia yo canto”, expresó Lucía. “De chica cantaba sola en el coro de la escuela y a los ocho empecé a ir a clases de canto”. Con diez años cantó por primera vez en público la canción Manuelita. “Ese día piré”, contó lucía.

También de niña se animaba a cantar tango, zarzuela, boleros, hasta óperas italianas y ya, más de grande, música brasilera, que descubrió que había heredado de su madre que era azafata.

Otra de las cosas que nos contó fue su época de “murguista”. A los 18 años, cuando cantaba en los ómnibus con un amigo, la invitaron a ser parte de la murga Japilong, que salía por primera vez en carnaval. Al otro año salió en La reina de la teja.

“Fueron años de mucho aprendizaje […]. Había un grupo humano divino y en La reina fui murguista de verdad, humanamente fue algo que me sumó mucho”, contó.

Sobre la composición de sus canciones, Lucía contó que “por más hippie que pueda sonar, no tengo ideas, es más información que a uno le va llegando […], no me siento una compositora”. Cuenta que las canciones se van construyendo cuando las letras se las pasa a Sebo y ahí bajan a tierra: “Casi siempre hago melodía y letras juntas”.

Algo que marcó un termómetro en su carrera fue el homenaje que le hizo a Amy Whinehouse. “Desde que entré en La Tabaré no tenía ganas de hacer mis canciones, pero lo de Amy se dio naturalmente, después me di cuenta que habían pasado cosas con esos temas, pero no de la magnitud que había tomado”, agregó. “Me llamaron de pila de medios y los shows se llenaban de gente”, remató.

También hablamos del vínculo que Lucía generó con la gente de la Usina cultural Matices, de la cárcel de Punta de Rieles, donde fue, por primera vez, a tocar con La Tabaré y fue muy emocionante, contó. De esa experiencia se quedó con las ganas de hacer algo que no sabía bien qué era, pero todo se dio de manera muy natural. Hoy en día mantiene fuerte ese vínculo y va a cantar a la cárcel cada vez que puede.

Luego, estuvimos hablando de su llegada a La Tabaré. Ella nos contó que se dio de manera inesperada: la banda se iba de gira a España, Lucía Trentini (que era la voz femenina de la banda en ese momento) no podía viajar y, a través de Martín García (bajista de la banda), recibió un llamado y no lo dudó, se subió a la gira. Luego, Lucía Trentini decidió no continuar con la banda, y ella ocupó su lugar como vocalista, de ahí en más. “Estaba en el momento y el lugar indicados”, concluyó. Según nos contó, formar parte de la banda fue como un sueño, curtía la banda de chica y se identificaba mucho con Mónica Navarro. “El primer toque obviamente que lloré”, cuenta entre risas.

La dinámica de la banda es ensayar una vez por semana, a menos que haya un show que demande un poco más de trabajo. Hace muy poquito la banda lanzó su último trabajo, Blues de los esclavos de ahora, de la mano de Fede Lima. A modo de adelanto, Lucía nos contó que lo presentaran cerca de mayo. “Es la primera vez que grabo un disco con un proyecto. Fueron nueve meses de laburo muy intensos, fueron momentos hermosos, teníamos los temas bien aprendidos, interiorizados y muy queridos a la hora de grabarlos”. También comentó que Tabaré Rivero es el que arma absolutamente todo, pero que se apoya en opiniones del resto de la banda para armar las estructuras de los temas.

Sobre el vínculo con Tabaré comentó que es su amigo y que es un buen tipo, más allá de que puedan tener sus diferencias como las tiene con todo el mundo, como todos las tenemos con todos. “Hay cosas que son muy importantes, que tiene que decidir él, y hay otras en las que desliga totalmente y no le importa nada: por ejemplo, la lista de temas la elijo yo”, afirma.

En relación a su futuro dice que, de momento, está pudiendo combinar la banda con su carrera solista y que no está planificando mucho lo que pueda venir: “Yo quiero lo mejor para mí y para todos, y no soy de tomar medidas drásticas”. También comentó que tiene el deseo de seguir escribiendo y de poder grabar un disco, pero que ama tocar con La Tabaré y subirse a rockear a los escenarios.

Sobre la escena local y la participación de la mujer, ella se para más en lo que puede hacer como persona, pero no por ser mujer o varón, trata de vivirlo de manera normal: “No pienso mucho que soy mina”, eso no la limita para nada, y no cree que exista una música para “minitas”, cree que su música puede llegar a ambos géneros, y viceversa si fuera hombre. “Canalizamos que en el mundo hay muchos hombres y no está ni mal ni bien, hay que pararse más en lo que podemos hacer y en la creatividad que tenemos […], quizás la traba la ponemos nosotros mismos, de no sale la foto. Yo vivo de la música, la paso bien, hay días y días, pero hay que creer que de verdad se puede”.

Sobre el día Internacional de la mujer, el 8 de marzo, Lucía comentó que entiende y comprende la causa, pero que tiene una militancia diferente a la de las mujeres que se adhirieron a las movilizaciones, que busca aportar desde otro lado. “Todos los que estamos en una buena, seamos machistas o no, tenemos la intención de que haya un mundo más amoroso y menos hostil para todos y para todas, hay que respetarnos y entender que no todos tenemos la misma forma de manifestarnos, pero que queremos que esté todo bien de verdad”.

Agradecemos a Lucía por la charla, disfrutamos y nos reímos mucho, además nos regaló, junto a Sebo, un par de canciones maravillosas.

Texto: Darío Larmini

Disfrutá de la nota completa en el siguiente link:

9 marzo 2018 Música Sapos de otro pozo

Facebook FanBox


Warning: imagejpeg(): gd-jpeg: JPEG library reports unrecoverable error: in /home/radiop/public_html/wp-includes/class-wp-image-editor.php on line 402