Radio Pedal Home

La memoria y el olvido: cómo recordar un pasado horrible. Parte 1

La memoria y el olvido: cómo recordar un pasado horrible. Parte 1

En su columna “Yerba no hay”, Javier Martínez, una vez más, hace “comparaciones odiosas para soluciones utópicas”. Esta vez, es el turno del nazismo alemán y de la dictadura uruguaya. Para llegar a la comparación, Javier describe, en esta primera parte del abordaje del tema, uno de los términos comparativos: la Alemania nazi. Más precisamente, lo que fue y es la reconstrucción de la identidad por parte de los alemanes después de la finalización de la Segunda Guerra Mundial hasta hoy.

De fondo suena un tema de los años 30. La voz de una judía resuena en el parlante mientras Javier traduce los cánticos y deja en evidencia “la animosidad colectiva” que se estaba gestando ya en esos tiempos contra el pueblo judío. Así comienza la descripción de cómo un pueblo arma su historia después de episodios trágicos, como lo fue el holocausto.

“La memoria del nazismo tiene cuatro aspectos”, explica Javier. Primero, el nazismo fue un hecho traumático en la historia de la humanidad toda, “un mojón que no se puede soslayar”, agrega Martínez. Segundo, los crímenes que se cometieron caracterizan particularmente esta ideología. Tercero, tuvo el apoyo de gran parte de la población alemana. Por último, Javier plantea que “a partir de un hecho del pasado, con la constitución de dos Alemanias (la Oriental y la Federal), se crean dos relatos diferentes”.

Para desarrollar estos cuatro aspectos, el corresponsal en Alemania de Solo por eso hace un recorrido por algunos de los eventos que se suscitaron desde 1945 hasta hoy. Comienza leyendo las palabras de quien fuera primer ministro del Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial, Winston Churchill: “Si queremos salvar a Europa de un desastre interminable y un hundimiento definitivo, debemos refundarla con un acto de fe en la familia europea y un acto de olvido de todos los crímenes y errores del pasado”. A solo un año de finalizada la guerra, y “con los ríos de Europa forrados de sangre”, agrega Pampillón, se sella la forma en que se va a reconstruir el devenir: a través del olvido.

“Es la generación del 60, con los hijos de los protagonistas, la que condena lo sucedido en la guerra”, sostiene Javier para continuar con la narrativa de los hechos. En la década del 90, recién, se comienza a teorizar sobre lo acontecido. La materialización viva de esa teorización se haya, entre otros, en un archivo de más de 70 mil testimonios de sobrevivientes al holocausto.

En su estadía en Alemania, Javier notó la vigorosa presencia del tema en diferentes ámbitos de la vida cotidiana. Las placas recordatorias que visten las veredas, los documentales que abundan en la televisión, el cuidado de los espacios que fueron testigos de lo que se vivió en el pasado son algunos de los ejemplos que cita Martínez para mostrar el ejercicio por generar empatía en las nuevas generaciones y que deja en evidencia lo perenne del proceso que atraviesa esta sociedad germánica.

Pero si te estás preguntando cómo se vincula esto con la dictadura uruguaya y, más aún, cuáles serán las soluciones utópicas que Javier planteará, no te pierdas la segunda parte de la entrega “Yerba no hay” el martes 30 de mayo a las 17:00 horas.

Wird fortgesetzt…

Texto: Paola Melgar

Foto: Stolpersteine, piedras para tropezar con la memoria.

Recordatorios de víctimas del holocausto, colocados en la acera, allí donde vivieron.

30 mayo 2017 Solo por eso

Facebook FanBox